La importancia de la placa base de los móviles

Hoy en día el móvil se ha convertido en nuestra herramienta de trabajo diario, nuestra «navaja suiza» o compañero de viaje inseparable. De ahí que no podamos vivir sin él y no nos demos cuenta hasta que lo echamos en falta. Y sabiendo la importancia de nuestro móvil debemos decir que el cerebro del mismo o la pieza sin la cual no puede funcionar es su placa base. La placa base de los móviles es el procesador pero al mismo tiempo conecta con todos los periféricos como pantalla, táctil, cámaras y demás.

Las placas base tienen una gran cantidad de componentes electrónicos que hacen que funcionen todas y cada una de las funciones de un Smartphone. Cuando un teléfono presenta un problema de placa base, en la mayoría de los casos se deben al uso inapropiado por parte de los usuarios, especialmente cuando ya se ha utilizado durante varios meses. Incluso la Ley de Consumo española marca claramente que a partir del sexto mes, debe ser el usuario el que deba demostrar con prueba pericial que el defecto que reclama era de origen.

Los motivos más frecuentes de avería de placa base son:

1. Componentes estresados por calor o cambios bruscos de temperatura. Un terminal expuesto al sol durante un periodo prolongado de tiempo hace que los componentes se calienten y se sobrepase la temperatura límite de funcionamiento óptimo. Esto provoca una reacción en cadena que hace que muchos componentes funcionen mal, hasta que alguno de ellos se avería de forma irreversible. Los componentes de la placa base y el procesador son esencialmente cristales de cuarzo, silicio, etc. De igual manera que un vaso con agua caliente se resquebraja al dejarlo sobre mármol frio, los componentes de la placa base también acusan los cambios bruscos de temperatura.

2. Torsión mecánica o golpes. Cuando un terminal recibe un golpe, o nos sentamos sobre él y se dobla, aunque sea algo imperceptible a la vista, hay partes que se pueden agrietar. Las placas base constan de una base de fibra de vidrio de 0,5 mm de grosor aprox., con diversas capas de pistas de cobre que interconectan los componentes. Si alguna de estas pistas se agrieta, los componentes quedan desconectados, provocando mal funcionamiento. Los componentes van soldados a la placa con estaño, un material muy blando, que se puede agrietar fácilmente, desconectando de la misma forma el componente.

Cortocircuito en placa base3. Utilización de cables o cargadores inadecuados o defectuosos. Un cable en mal estado, que hace contacto intermitentemente, provoca desconexiones aleatorias que pueden generar averías, al igual que un cargador que no genere el voltaje adecuado, por avería o por ser de otro dispositivo. Siempre hay que desechar los cables o cargadores que fallan, aunque sea muy poco, y tratar de utilizar los originales del terminal. Tampoco son nada recomendables los tirones en los cables durante la carga. Del mismo modo, aunque el cargador esté en buen estado, puede ser que se coloque en una regleta sin sistema de protección o en un enchufe en mal estado que también puede provocar problemas.

4. Humedad. Aunque el terminal no se moje, la humedad del ambiente también entra en los terminales. En principio no afecta al funcionamiento, pero esta humedad se puede condensar en pequeñas gotas de agua que si que pueden provocar averías. Cada móvil tiene en su interior una pegatina sensible a la humedad que cambia su color de blanco a rojo en caso de que se haya registrado esa humedad en el interior del terminal.

5. Sobretensión de la red eléctrica, o picos provocados al conectar y desconectar los cargadores o cables. Incluso en el suministro eléctrico de nuestras casas se producen picos de tensión que pueden arruinar nuestro terminal. Una recomendación que siempre damos a nuestros clientes es enchufar primero el cargador y luego el cable al móvil, para evitar que el chispazo que a veces se produce le llegue; y nunca dejar el terminal cargando toda la noche, ya que estará la mitad del tiempo pasando del momento 99% cargando, al 100% cargado y provocando conexión y desconexión seguidas que también puede perjudicar al terminal.

Cortocircuito en placa baseEs bastante frecuente que la red eléctrica fluctúe, los cargadores tienen cierta tolerancia a esto, pero puede ocurrir que la fluctuación sobrepase esta tolerancia provocando fallos en cargadores, que a su vez, pueden averiar el terminal. Otra causa de avería puede ser un enchufe en mal estado que provoca chispazos, un «ladrón» que no ajusta bien, etc. Conectar o desconectar de la red un cargador conectado al terminal puede provocar estos chispazos. Es recomendable conectar primero el cargador al enchufe, y luego al terminal.

 

Más información:

La garantía de nuestra tienda en ningún caso cubre los daños por accidentes (ADP), por lo tanto quedan exentos los problemas de: pantalla (LCD, táctil o cristal), placa base (por humedad, alta tensión, líquidos, imantación…), conectores (ranuras SIM y ranuras SD y cualquier otro problema derivado por un mal uso del terminal, tal y como se indica en nuestros términos de garantía: http://www.electrochance.es/garantia/

Blackview Bv6000, el movil rugerizado más vendido

10 recomendaciones para mantener tu móvil Android a salvo

En Blackview España nos preocupamos porque nuestros clientes siempre tengan su terminal lo más protegido posible, tanto en cuanto a hardware como a software. Además, resolvemos tus mayores preocupaciones con el móvil a todos los niveles. Por ello te hacemos 10 recomendaciones, para mantener en vida tu móvil Android. Leer más